top of page

para liberarte de ese dolor...




…*para liberarte de ese dolor de vivir, te sugiero que:

  •Encuentres el suceso que ha podido originarlo. Comienza por aquel que puedas encontrar, incluso si se remonta a tu infancia.


•Revivas este suceso en un estado de relajación. Haz lo que, en aquel momento, no hiciste o di lo que no dijiste, de manera que dejes de experimentar la emoción y la conclusión a la que llegaste en el pasado. Intenta extraer una nueva conclusión positiva que sea favorable para ti.


•Te acojas a ti mismo en el momento en que te sentiste abandonado. No reprimas más tu tristeza ni tu llanto. No te escondas más para llorar.


•Te quites la máscara que oculta tu sufrimiento.


•Cuentes tus penas y tus secretos más dolorosos a alguien capaz de escucharte con amor y ternura sin que, por ello, se compadezca de ti; alguien que pueda acompañarte en ese proceso y animarte a actuar de manera concreta en tu vida.


•Aprendas a mirarte a ti mismo/a en lugar de depender de la mirada de los demás. Siéntete hermoso o hermosa por ti mismo/a. Aprende a sentirte orgulloso/a de lo que eres y de lo que has hecho hasta ahora.


•Aprendas de nuevo a saborear cada instante de tu vida, a ser feliz y que ello no dependa más que de ti. Esto no excluye que compartas tu felicidad con otras personas.


Por último, date el derecho de vivir y ser feliz, incluso si tu madre o tus familiares han sufrido.


Pasaje de: “La metamedicina. Cada síntoma es un mensaje: La curación a tu alcance” por Claudia Rainville

17 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page